Comienza el Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid, en concreto este año participaré con el grupo Harmonía del Parnàs, con un programa que abordará el mestizaje de la cultura europea y precolombina durante el barroco. Os dejo los comentarios al programa que la propia directora, Marian Rosa Montagut, ha escrito para la ocasión:

En Zuipaqui, Harmonia del Parnàs aborda una propuesta mestiza, acercándose a unas fuentes resultantes del cruce de varias culturas, ante la cual cabe tener muy presente que la música no empezó en América con la llegada del conquistador, sino que, cuando éste intenta imponer la suya, el resultado termina por mezclarse con una tradición muy arraigada en la que la percusión, la voz y los instrumentos de viento serán los grandes protagonistas.

Zuipaqui propone un viaje de ida y vuelta que recorre los sonidos de los músicos españoles y europeos que viajaron a América durante el periodo colonial, así como las fuentes musicales que llegaron de uno u otro modo hasta ultramar, e incluso las piezas finalmente compuestas por los propios autores autóctonos en las que resulta más que evidente la mezcla entre los rasgos de la música culta occidental y las particularidades de los ritmos, melodías e instrumentos más puramente indígenas. Este cruce no sólo de músicas sino también de culturas, lenguas, creencias y costumbres no hizo sino enriquecer un patrimonio sonoro que asimismo realizaría un viaje de vuelta hacia la península y dejaría también su huella en la composición de muchos de los principales maestros de nuestras capillas.

Entre las piezas escogidas, conservadas entre otros lugares en los archivos de Chiquitos (Bolivia) y de las catedrales de Guatemala y Bogotá, resultan especialmente exóticas las que hacen uso de algunas de las curiosas lenguas autóctonas, como es el caso de los anónimos Aqui ta naqui y Caîma, Iyaî Jesus. Por su parte, las obras más tardías recogidas en el presente programa dejan por una lado patente la gran influencia de la danza en la música americana, como podrá apreciarse en la xacarilla de uno de los autores guatemaltecos más prolíficos y representativos de la segunda mitad del siglos XVIII, Rafael A. Castellanos y, por otro, el dominio de la composición europea que llegaron a adquirir los propios compositores autóctonos, como queda de sobra demostrado en la preciosa cantata Ya que el sol misterioso, del peruano Orejón y Aparicio, a menudo considerado por los musicólogos el compositor barroco más importante nacido en tierra americana.

El programa será el siguiente:

Pedro Ximénez (1646-1668fl.) – Caballero de armas blancas

Anónimo – Aquí ta naqui – Chapie Iyaî Jesu

José de Orejón y Aparicio (1706-1765) – Mariposa de sus rayos

Anónimo – Pistolet y Cadena (danzas del Corpus)

Anónimo – Zuipaqui

Anónimo – Fidelis servus 

Rafael Antonio Castellanos (1725-1791) – Oygan una xacarilla

Pedro Rabassa (1683-1767) – Verso

Anónimo – Caîma, Iyaî Jesus

José Cascante (1683-1760)  – Pretensores mal premiados

Harmonia del Parnàs

Marta Infante, mezzosoprano

Daniel Pinteño, violín barroco

David Antich, flautas de pico

Guillermo Martínez, violonchelo barroco

Pau Ballester, percusión histórica

Marian Rosa Montagut, clave y dirección

Iglesia de San Ginés de Arlés @ Madrid

26 Febrero 2015 @ 20h

Entrada libre